M S L

Diagnóstico de cáncer de laringe

El diagnóstico "cáncer de laringe" casi siempre cae como una bomba gigantesca. Y aún son mayores el temor y la inquietud que genera en usted y sus familiares.

En la primera charla con el médico responsable del tratamiento ya recibirá gran cantidad de información. Le comunicarán las etapas que le aguardan y le hablarán de la gran transformación que su vida está a punto de emprender. En un primer momento, le costará recordar todos los pormenores y detalles.  El orificio respiratorio practicado quirúrgicamente en el cuello, el "traqueostoma" y la vía respiratoria modificada son ahora parte del cuerpo. Van a suponer, tanto para usted como para su familia, nuevos retos. De pronto, lo cotidiano adquiere un significado diferente.

Ya no puede humidificar, calentar ni filtrar naturalmente el aire respiratorio por la nariz/boca. Ha perdido parte del sentido del gusto y del olfato. Ha perdido su voz natural. Varias funciones importantes de su cuerpo se han visto reducidas o eliminadas, y hay que compensarlas.  No existe la posibilidad de restablecer al 100 % estas funciones, pero hay ayudas y dispositivos auxiliares que brindan un apoyo eficaz. El éxito de la rehabilitación de muchos factores.

Un factor muy importante es su actitud personal. Frente a un diagnóstico tan devastador, uno fluctúa entre la inquietud y la esperanza, sumido en una profunda depresión. Por otro lado, en la mayoría de los casos la intervención quirúrgica habrá sido la única forma de evitar otras complicaciones y el peligro de muerte. Trate de tenerlo presente, para motivarse y enfrentarse con convicción y energía a lo que el día a día le exigirá a partir de ahora.

Su meta principal deberá ser no caer en la resignación. Seguro que no será fácil adaptarse a esta nueva situación, pero ni a usted ni a su familia les faltará apoyo. Hay quien ya pasó hace mucho por este revés de la fortuna hace mucho tiempo y tomó nota de sus experiencias. Hay, p. ej., gran variedad de grupos de autoayuda para afectados, en particular la Federación Alemana de Laringectomizados, con sus delegaciones regionales. Con su dedicación personal, estos grupos de autoayuda contribuyen en gran medida a la rehabilitación y son una fuente de solidaridad. Así, ser un laringectomizado no significa automáticamente quedarse aislado o excluido.

La empresa Andreas Fahl Medizintechnik-Vertrieb GmbH lleva más de 25 años trabajando en el sector. También nosotros queremos dedicar nuestros conocimientos y largos años de experiencia a facilitarle la vida cotidiana y hacérsela lo más agradable posible. Nuestros empleados le apoyarán con mucho gusto antes, durante y, naturalmente, después del tratamiento. Le aconsejarán y asistirán para que recupere lo antes posible su vida cotidiana.

Ofrecemos productos y asesoramiento en los campos siguientes:

Contacte ahora con nosotros si tiene más preguntas o desea que le asesoremos sin compromiso.